Consejos para los estudiantes de enfermería que toman clases en línea

El impacto sin precedentes de la pandemia de COVID-19 incluye el cierre generalizado de los campus universitarios. Miles de estudiantes se enfrentan a la cancelación de sus clases, al aplazamiento de las mismas o a la transición a la enseñanza de cursos enfermería en línea. La naturaleza rápidamente cambiante de la pandemia hace que las escuelas se esfuercen por formar al profesorado para impartir clases a distancia y satisfacer las necesidades de los estudiantes de las comunidades desatendidas.

El retraso en la incorporación de enfermeras capacitadas a la fuerza laboral afecta a todos, especialmente en medio de un brote con escasez de personal médico.

La interrupción de la educación tradicional podría durar hasta el final del año académico, o incluso más. Los estudiantes de enfermería experimentan una desventaja adicional al no poder realizar los trabajos de laboratorio y las rotaciones clínicas in situ, lo que puede afectar a sus plazos de graduación. El retraso en la incorporación de enfermeras formadas a la plantilla afecta a todo el mundo, especialmente en medio de un brote con escasez de personal médico.

Sin embargo, hay algunas buenas noticias. Las escuelas de enfermería de California ya utilizan laboratorios de simulación para ofrecer experiencias clínicas, en las que los estudiantes practican sus habilidades en maniquíes robóticos realistas, y esta práctica podría extenderse por todo el país. Además, muchas escuelas de enfermería ofrecen programas en línea ya desarrollados antes de la actual crisis del coronavirus.

Esta página ofrece orientación a los estudiantes de enfermería que se están adaptando a la educación en línea, con consejos para hacer el cambio más fácil y sin estrés.

1. Programar el trabajo de clase y otras actividades

Los que no están acostumbrados a trabajar en casa pueden distraerse con la ropa sucia y los platos o con otros miembros de la casa. Puede ser útil establecer un horario en el que se establezca el tiempo de clase, el tiempo de las tareas y el tiempo de relajación/social. Las aplicaciones de tareas pendientes permiten establecer y controlar los plazos de los proyectos relacionados con el trabajo y la escuela, así como las tareas personales, y pueden ayudar a estructurar más la rutina diaria. Muchos de este tipo de apps ofrecen versiones gratuitas, y permiten a los usuarios sincronizarse en múltiples plataformas.

2. Salir a la calle

Incluso las comunidades con restricciones de “refugio en el lugar” permiten actualmente pasar tiempo en solitario al aire libre. Salir a caminar, correr o montar en bicicleta puede mantenerte cuerdo y concentrado. También es importante aprovechar el tiempo al aire libre para hacer algo de ejercicio y mantenerse activo, ya que muchos gimnasios y centros recreativos han cerrado.

3. Evite las distracciones

En estos tiempos estresantes, muchas personas sintonizan las noticias por cable, los medios de comunicación en línea y las redes sociales para conocer las últimas noticias sobre la pandemia. Si bien es bueno mantenerse informado, disminuir su exposición puede reducir la ansiedad y ayudarle a mantenerse en el camino. Los expertos sugieren limitar el consumo de noticias a determinados momentos del día y seguir con una actividad positiva (como pasar tiempo al aire libre) para estimular las endorfinas.

Despejar tu escritorio o tu espacio de trabajo puede ayudarte a liberar parte del estrés y aumentar la productividad general. Si realmente no eres capaz de alejarte de las redes sociales, aplicaciones para el teléfono pueden ayudarte a desconectar estableciendo límites diarios e incluso bloqueando tu teléfono durante periodos de tiempo específicos.

4. Manténgase en contacto

Esfuérzate por establecer horarios para llamadas telefónicas o videochats con tus compañeros de clase para hablar de las tareas escolares, manteneros motivados unos a otros o simplemente desahogaros. Aparte de las aplicaciones habituales como Skype, FaceTime o la mensajería de grupo, las aplicaciones de gestión de proyectos como G Suite permiten la colaboración en tiempo real en proyectos de equipo. Otras herramientas, como Doodle, son útiles para programar reuniones con varias personas. Los efectos del aislamiento prolongado nos afectan a todos, por lo que comprobar cómo están los demás nos beneficia a todos.

5. Comunícate con tus profesores

Al igual que con los compañeros de clase, debes mantenerte en contacto con tus profesores. Algunos tienen horarios de oficina virtuales, y todos los profesores pueden ser contactados por correo electrónico, teléfono o salas de chat. Ten en cuenta, sin embargo, que con la precipitada transición al aprendizaje en línea, muchos profesores pueden sentirse poco preparados o abrumados en el nuevo entorno en línea también. Practica la paciencia y la compasión durante lo que puede ser un momento muy estresante para un nuevo instructor en línea. Intenta contactar primero con un compañero de clase si crees que puede responder a tus preguntas.

Sé el primero en comentar en «Consejos para los estudiantes de enfermería que toman clases en línea»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*