Cómo cuidar las herramientas del jardín

Una rutina de mantenimiento regular mantiene las herramientas de jardín en buen estado de funcionamiento y ayuda a que duren más tiempo. Las herramientas no sólo deben estar afiladas, sino también limpias y esterilizadas.

Las herramientas que están expuestas a plantas o tierra con infestaciones de bacterias, hongos o insectos pueden propagar esos problemas por todo el jardín. Sólo se necesitan unos minutos después de cada sesión de jardinería para cuidar las herramientas de jardinería y proteger el jardín la próxima vez que se utilicen.

MANTENIMIENTO DIARIO

Mantener las herramientas limpias y guardarlas adecuadamente después de cada uso es esencial si quiere que duren.

He aquí algunos consejos generales:

  • Aclare las herramientas de excavación con una manguera de jardín y utilice un cepillo de alambre o una espátula para eliminar la suciedad acumulada.
  • Dale a las podadoras, tijeras de podar o tijeras de podar, un rápido fregado con un cepillo de uñas y agua jabonosa.
  • Si las herramientas han estado expuestas a plantas enfermas o a tierra infectada por plagas, sumérgelas rápidamente en una solución diluida de 2 tazas de lejía doméstica mezclada con 1 galón de agua, y luego acláralas con agua corriente, o límpialas con un algodón empapado en alcohol de quemar.
  • Seca siempre bien tus herramientas con una toalla o trapo.
  • Tenga a mano un cubo de arena mezclada con un aceite vegetal, como el aceite de linaza hervido, para las herramientas de excavación metálicas. La arena debe estar húmeda, pero no mojada. Sumerja la cuchilla, las púas o los dientes en la arena un par de veces para una limpieza rápida o hágalo tras el mantenimiento regular una vez que las herramientas estén secas. El aceite ayuda a proteger la superficie metálica del óxido y la corrosión.
  • Evita utilizar productos derivados del petróleo, como el aceite de motor, porque la próxima vez que utilices la herramienta estarás introduciendo petróleo en tu suelo.
  • Ten a mano toallitas desinfectantes para eliminar la savia, las bacterias y los hongos para una limpieza rápida sobre la marcha.
  • Guarde las herramientas en un cobertizo o garaje seco y bien ventilado. Las herramientas manuales más pequeñas pueden guardarse sumergidas en un cubo de arena o guijarros pequeños, y las herramientas más grandes deben colgarse o guardarse boca abajo para no embotar sus cuchillas.

Eliminación de la savia

Las cuchillas de las podadoras que están obstruidas por la savia pueden ser difíciles de usar. Para eliminar la savia de las cuchillas de las herramientas de poda se pueden utilizar disolventes, como alcoholes minerales o aguarrás.

  • Limpie las cuchillas con una bola de algodón o un paño humedecido en disolvente.
  • Limpie las cuchillas con agua jabonosa y trátelas con aceite de linaza después de usar disolventes.
  • Herramientas de jardín oxidadas, podadoras, pala

Cómo prevenir y eliminar el óxido

Asegurarse de que las herramientas se secan bien antes de guardarlas y tratarlas con aceite de linaza o mineral son las mejores maneras de evitar que se oxiden. Pero, si descubres algo de óxido en tus herramientas, esto es lo que puedes hacer para que vuelvan a funcionar:

  • Sumérgelas en una mezcla 1:1 de vinagre y agua durante la noche.
  • Frota con movimientos circulares con lana de acero.
  • Aclara con agua jabonosa y luego con agua corriente.
  • Deja que se sequen bien y luego frota ligeramente con aceite de linaza o mineral.

Sé el primero en comentar en «Cómo cuidar las herramientas del jardín»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*